domingo, 13 de abril de 2014

No lo digo yo... (3)

Lo dice Francesco Tonucci, también conocido como Frato. Conocido por sus viñetas. Me ha costado mucho, mucho decidir que viñetas incluir en esta entrada, porque todas buenísimas.

En España podéis encontrar la A.P.Frato (Asociación Pedagógica Francesco Tonucci). Yo recibo sus newsletters, organizan cursos, charlas, jornadas, etc, para docentes y educadores en general.

En sus viñetas tiene para la escuela...


Tiene para las familias... Nunca debemos olvidar que las madres y padres somos los primeros y más importantes educadores de nuestros hijos.


También tiene para los médicos. Esta viñeta representa muy bien lo desnaturalizado que está el momento del nacimiento. 


Y tiene para la sociedad en general. Porque cada vez las ciudades parecen ser menos adecuadas para los niños. En nuestro pueblo se creó este curso el "pedibus", una iniciativa para que los niños vayan al colegio caminado solos. Me agradó leer en prensa que el responsable de esta iniciativa se inspiró en Frato para proponerla y darle forma.


Otras viñetas que me encantan de Frato.




Y esta última se la dedico a mis pequeñas, que ya van solas a la escuela, en nuestro cole no tenemos pedibus, pero sabéis que ellas decidieron hacerse un poco mayores y volar. Así que yo las ayudo a cruzar y ellas caminan un pequeñísimo tramo para ir solas a la escuela, luego yo doy la vuelta y vigilo "escondida" que estén en la fila (jejeje, es que una es madre y tiene sus miedos). Pero para ellas es taaaan importante ir solas a la escuela... Y para mi es tan importante ver, que a pesar de haber escuchado mil veces que las mimo mucho, que estoy demasiado pendiente de ellas, de lo que les pasa y que le doy mucha importancia a lo que me cuentan, ellas alcanzan su autonomía sin más, sin forzarla, sin buscarla. Y es que los niños no nacen independientes y tu los haces dependientes mimándolos y estando pendiente de ellos... Los niños nacen dependientes y se hacen independientes porque si, porque así evolucionamos los seres humanos, los mamíferos. Y cuanto más seguros están de que sus padres, maestros, cuidadores en general, estarán ahí para ellos, más pronto y con más facilidad alcanzan la autonomía. Si además los padres mostramos que confiamos en ellos, y demostramos que ellos pueden confiar en nosotros, entonces tanto los adultos como los niños nos hacemos más responsables en nuestro papel.

Y yo cada día menos nostalgia tengo al mirar atrás, y más disfruto de ver como crecen, y de crecer con ellas como madre y como persona, y enfrentarme a nuevos retos. Las quiero más... y me parecen unas pequeñas grandes personas de las que aprendo tantísimo... Sin ellas no sería la persona que soy ni de lejos, y no me siento ni más ni menos que ellas, me siento igual y las siento iguales que yo, en todos los sentidos.


3 comentarios:

  1. Qué grande es Frato!!! Y que grandes tus peques!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena esta entrada, y fantåstico Frato, si señora!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas las viñetas! La cruda realidad.

    ResponderEliminar